“Todas las situaciones críticas tienen un relámpago que nos ciega o nos ilumina”. Víctor Hugo

El brote de la enfermedad por COVID-19, o Coronavirus ha obligado a las personas a permanecer aisladas en sus hogares. En el artículo anterior: “Recomendaciones para sobrellevar el aislamiento por Coronavirus” expuse el impacto emocional negativo que puede tener una inadecuada gestión de la situación, y di algunas sugerencias para sobrellevarlo mejor.

En este artículo quiero hablarte de los beneficios, para que veamos que toda situación de crisis, por muy dolorosa que sea, tiene sus ventajas.

1. Hacer cosas que nos gustan

Este tiempo es una buena oportunidad para redescubrir tus hobbies, aficiones o simplemente hacer actividades que te gustan, como hacer ejercicio, manualidades, leer, cursos online, meditar, juegos de mesa u online, compartir actividades con las personas con las que convives, aprender un idioma, ver monólogos que te hagan reír, mirar películas o series, escribir, escuchar música, bailar…

Es muy recomendable dedicar unos 5-10 minutos al día a la observación de fotografías e imágenes de naturaleza.

Todas las actividades placenteras favorecen la liberación de ciertos neurotransmisores: endorfinas, serotonina, dopamina y oxitocina, que aumentan la sensación de calma y bienestar y, a su vez, contribuyen a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

2. Permitir que el tiempo vaya más despacio

Habitualmente estamos demasiado ocupados gestionando asuntos, realizando tareas y obligaciones o haciendo cosas “útiles”. No todo lo que hagamos tiene que ser útil, a veces podemos simplemente estar, disfrutar, e incluso “perder el tiempo” si eso nos aporta bienestar. Simplemente ser, percibirnos y conectarnos con nosotros mismos puede darnos paz y tranquilidad.

3. Momento de introspección

Es una buena oportunidad para tratarte con mimo, conectar contigo mismo y aprovechar para tener momentos de reflexión. Hacer una parada en tu carrera contra el tiempo y preguntarte si tu vida está yendo por el camino que realmente deseas. Quizá sea momento de tomar decisiones, quizá sea momento de modificar algunos aspectos de tu día a día, o quizá te ayude a reafirmarte en el camino escogido y seguir adelante aún con más fuerza.

4. Momento para la creatividad

Aprovechar este momento para dar rienda suelta a la creatividad es uno de los beneficios de cualquier crisis. Ya sea por aburrimiento o por necesidad, la creatividad se presenta ante el cambio de modelo que estamos experimentando.

5. La importancia de la familia, la proximidad y el contacto físico.

Puede que seas más consciente del valor de un abrazo, de un beso, de la proximidad y del contacto físico con tus seres queridos. La distancia física que se nos impone nos ayuda a descubrir que cuando no lo tenemos, lo echamos de menos.

6. Solidaridad y unión en la lucha contra algo común.

Si bien hay gestos insolidarios (cómo no? Somos humanos), los aplausos a los profesionales sanitarios de cada tarde a las 20.00, las propuestas de ayuda online gratuitas de diferentes asociaciones, los voluntarios que se exponen a realizar tareas de todo tipo, las clases de gimnasia que surgen en Youtube y la iniciativa de un restaurante que deja víveres gratuitos a los camioneros que circulan por la noche, nos muestran la profunda necesidad que tiene el ser humano en permanecer unidos y luchar contra la pandemia. El sentimiento de todos contra uno ha surgido en muchas personas y muchos colectivos.

7. El mundo se para, el planeta respira

Pensemos que, desde hacía mucho tiempo, el aire de las grandes ciudades nunca estuvo tan limpio, los peces y los delfines vuelven a los canales de Venecia, varias fábricas pararon de derramar su veneno sobre los ríos del mundo, se reduce la concentración de los niveles de CO2. El mundo se para, el planeta y la naturaleza pueden disfrutar de unas vacaciones.

8. Teletrabajo

Estamos ante una valiosa oportunidad de implantar el teletrabajo, de cambiar el modelo de negocio y de hacer la transformación digital de muchas empresas, hasta ahora temerosas de dar el salto. Trabajar desde casa o disfrutar de una mayor libertad de horarios nos permite conciliar más fácilmente la vida laboral y familiar; disminuir los desplazamientos, las pérdidas de tiempo y dinero que implican, así como evitar los atascos y poder aprovechar ese tiempo.

Albert Einstein decía: “es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. Utiliza las situaciones críticas como oportunidad de cambio y de aprendizaje.

Adriana Rubinstein – Psicóloga y directora del Centro Tiban – Centro de Psicología – Tel.: 670610044