Adoptar intencionadamente una postura corporal durante 2 minutos nos hace finalmente sentirnos y comportarnos del mismo modo.

Es conocido por todos que el lenguaje no verbal, o lenguaje corporal, forma parte de más del 70% de nuestra comunicación. Sin embargo, gracias a los estudios realizados por la psicóloga social Amy Cuddy1, ahora sabemos que el lenguaje corporal, no solamente tiene un impacto en la manera en la que nos perciben los demás, sino también, puede hacernos cambiar la visión que tenemos de nosotros mismos.

Adoptar una postura de poder puede afectar no sólo a la percepción que los demás tienen sobre nosotros y nuestras intenciones, sino también puede cambiar nuestra química cerebral y nuestro estado de ánimo y, como consecuencia, cambiar nuestro comportamiento.

Según esta autora, las “posturas de poder” pueden aumentar en un 20% los niveles de Testosterona (hormona del poder) y disminuir en un 25% los niveles de Cortisol (hormona del estrés).

Si tenemos una entrevista de trabajo, una reunión, que dar una charla, o una cita, Amy Cuddy nos recomienda “fingir hasta serlo”. Basta con adoptar una determinada postura durante 2 minutos para que nuestra química cerebral comience a modificarse, y con ella, nuestra sensación de identidad. Así como nos sentimos, nos comportaremos.

Adoptar una postura corporal de seguridad, aun sintiendo inseguridad, puede ser una herramienta para transformar nuestro estado de ánimo y comportarnos de forma segura.

Igualmente, adoptar una postura de apertura y entusiasmo, nos hará sentirnos más entusiastas. Adoptar una postura corporal de poder, nos llevará a empoderarnos y sentir mayor autoconfianza.

En conclusión: indícale a tu cuerpo cómo quieres sentirte y así será.

  1. TED Talk “El lenguaje corporal moldea nuestra identidad”, Amy Cuddy https://www.youtube.com/watch?v=Ks-_Mh1QhMc

Adriana Rubinstein – Centro Tiban – Psicología y Formación